lunes, 20 de octubre de 2008

Sitges ´08 : The Sky Crawlers



Esperabamos como agua de mayo la nueva entrega de Mamoru Oshii en su vuelta a la animación despues de la "experiencia inolvidable" que resultó ser su anterior film, Tachigui: The Amazing Lives of the Fast Food Grifters, y aunque no llegó a cautivarme como con sus peliculas clásicas, si que se pudo disfrutar de una de las grandes películas del Festival.

En una sociedad alternativa, las guerras son falsos espectaculos que se retransmiten por televísión. Un piloto de cazabombarderos llega a su nuevo destino, una pequeña base en la campiña.

Aviso a navegantes: este no es un film fácil, auqnue seguramente ninguno de los de Oshii lo sea; de ritmo extremadamente lento, lo que parece un film de guerra, donde seguimos la llegada del piloto protagonista a su nuevo destino, poco a poco se va revelando como un drama en el que la propia identidad de los personajes se pone en entredicho, y es que la realidad no es lo que parece.

Esta adaptación de una serie de novelas de Hiroshi Mori es un material perfecto para que el director vuelva a los dramas internos (y filosóficos) que caracterizan su obra, volviendo a temas recurrentes, como si somos lo que creemos ser, o que hay detras de la realidad en la que vivimos.
En eso la película se merece un diez, puesto que plantea muchísimas preguntas al respecto, es una de esas películas que, según pasa el tiempo, ganan puntos en el recuerdo.

Lástima que el visionado de la misma película sea un ejercicio de paciéncia zen, el ritmo de la história es lentísimo, y la actitud de los mismos personajes, que saben de su destino, no ayuda demasiado; por suerte tenemos las espectaculares batallas aéreas, con unos diseños y animación fantásticos, que si hacen que el film sea un poco más respirable.

La estética del film, retro-futurista, es otro de los puntos a favor , ya no sólo los aviones y esas batallas, sino también la propia ambientación del film, una auténtica maravilla. Por supuesto , mención especial a la música de Kenji Kawai, que ganó el premio ala mejor banda sonóra del festival.

No se trata de una película para ver una y otra vez, sino más bien para verla y pasar la semana siguiente pensando en ella, en sus personajes, y en las preguntas que nos deja.

7 de 10

2 comentarios:

Sturmy dijo...

Me ha gustado mucho su reseña, muy bonita!

Yorick. dijo...

Muchas gracias, señorita, se agradece el comentario.
Es verdad que cada vez que pienso en ella, me gusta más... y a la vez me apetece menos volver a verla :/