jueves, 15 de octubre de 2009

Sitges ´09 : Symbol


Hay una delgadísima linea roja que separa la genialidad y la tomadura de pelo. Muchos artistas toman ese camino como estilo de vida, entendiendo así el arte, desde Dalí hasta Andy Warhol. Hitoshi Matsumoto , al que pudímos conocer el año pasado en Sitges con su primera película, Dainipponjin, debe de encontrarse a gusto en el alambre, recorriendo, pasito a pasito esa linea roja, con su nueva y extraña película, Symbol, genialidad para unos y absoluta mamarrachada sin sentido para otros.

Contra menos sepáis de que va, creo que mejor. Para no chafar nada sólo diré que se trata de una comedia absurda cási sin diálogos, y que en ella hay dos histórias paralelas, que se unen de una manera que seguro no es la que esperais.

Para mi se trata de una comedia genial, llena de slapstick de libro de texto y toques brillantísimos, con gags muy imaginativos. No me ha molestado la manera en que se las dos tramas se relacionan y lo que de ello se desencadena me ha parecido por un lado de una inocencia tremenda (o ingenuidad si queréis)y por otro de una mala leche, en su plano final, bastante tremendo.

Verla es, como en su predecesora Dainipponjin, ya de por sí una experiencia, así que como tal su visionado me parece más que recomendable, guste más o menos creo que merece la pena entrar en un universo tan personal y tan diferente a lo que solemos ver en las pantallas en todos esos estrenos semanales.

9 de 10