sábado, 17 de octubre de 2009

Sitges ´09 : Yatterman



La carrera de Takashi Miike nunca ha sido lo que se pueda llamar convencional, rodando todo tipo de peliculas (creo que sólo le falta el porno duro), y rodando mucho durante muchos años. En los últimos tiempos parece que por un lado elige un poco más los proyectos, enlazando especialmente dos productos en apariencia destinados al público infantil, La Gran Guerra Yokai y esta adaptación de un anime subido de tono de los 70´s, Yatterman. Humor, colores y la mala más sexy del cine japonés, llenan de diversión la nueva propuesta del director de Osaka.

EL malvado trío de la banda Dorombo ha vuelto a actuar, otra vez en pleno Shibuya: en busca de una de las partes de una calavera con poderses místicos han vuelto a destrozar la ciudad. Por suerte los Yatterman andan también por allí y acuden al rescate de la ciudadanía, Gan-chan y Ai-chan junto al pequeño robot Omotchama y el mega-mecha con forma de perro Yatterwan como siempre listos para pelear contra Doronjo y sus secuaces!!!


Miike adapta muy fielmente este loco anime de los setentas que ha tenido una nueva versión recientemente en la televisión nipona; habiendo visto los pocos episodios fansubeados de ese anime (al parecer el aire demasidado "infantil" de la serie tira para atras a los fansubbers del mundo, como con Gegege no Kitaro) creo que estoy en condiciones de afirmar que la pelicula es una traslación a la gran pantalla de tres o cuatro episodios de la serie seguidos, como adaptación es literal y perfecta manteniendo tanto la estructura como los tics y frases hechas de la serie (algo que los fans agradecemos).

Otra cosa es si el espectador medio está preparado para ver a una pareja de chavales que alimentan con un hueso energético a su perro-bot para que luche con el mecha de la banda rival; la comparación con el colorido Speed Racer de los Wachovski (un bluff en taquilla por desgracia) es demasiado buena como para no hacerla. En el caso de Yatterman las buenas noticias es que el público de Miike está preparado para cualquier cosa, así que no nos cogerán por sorpresa los toques personales que ha incluido el director (que los hay) o el bizarro y un poco malrrollero final.

La peli es un auténtico festival de colores, peleas, canciones molonas, robots en celo, cambios de traje instantáneos y viajes imposibles. Llena de humor, gags autoparódicos y la sensualidad de Doronjo, la peli es muy entretenida, con un único bajón en la parte final, demasiado larga para mi gusto.

... y así viajan los Yatterman. No queréis ir de paquete.

Sho Sakurai, un idol (¿vale también para los chicos el termino?) que forma parte de la boy-band Arashi, da vida a Gan-chan de manera correcta, y Saki Fukuda es al encargada de interpretar a la kawaii Ai-chan. Los que ganan por goleada abrumadora son los tres interpretes de la banda Dorombo, especialmente Kyoko Fukada que está rompedora como la sexy Doronjo, con su traje de cuero negro enamora a todos. Kendo Kobayashi interpreta a Tonzura (el de la nariz de cerdo), y Katsuhisa Namase está simplemente genial como el esbirro mitad genio - mitad loser Boyakki.
No puedo dejar de mencionar la aparición como secundario de superlujo de Sadao Abe interpretando a un Indiana Jones de pacotilla que nos terminará por romper los esquemas.

No es una película para todo el mundo, desde luego, pero Yatterman nos puede alegrar la tarde a los espectadores predispuestos, Miike vuelve a dar en la diana del entretenimiento sin fronteras de edad ni nacionalidad.
Auténtico festival.

8´5 de 10