sábado, 27 de diciembre de 2008

Painted Skin


Nunca hay que hacerle ascos a una pelicula de Donnie Yen; nunca ganará un Oscar (ni un Blue Dragon ya puestos), porque sus actuaciones suelen ser un poco acartonadas, pero a carisma y a repartir patadas, ahora mismo no hay quien le gane. Painted Skin es su última pelicula, que dirige el veterano Gordon Chan, una fantasía histórica al estilo "História China de Fantasmas" que mezcla magia y acción a partes iguales.

Basada en una novela de relatos cortos, la história comienza cuando Wang Sheng, un lider militar, rescata en un ataque a un poblado enemigo a Xiaowei, una misteriosa y atractiva mujer. Su presencia en la corte creara tensiones entre Wang y su esposa, y más todavía con la llegada a palacio del hermano largamente desaparecido de Wang, Yong, antiguo jefe superior de su hermano. Un doble triangulo amoroso se pondrá en marcha sin que ninguno de ellos sospeche que Xiaowei esconde un terrible secreto. Aunque pronto la esposa de Wang comenzará a hacerlo...

Este año ha sido bastante flojo para el cine de China y HK, y lo que resalta es la vuelta con cada vez más fuerza a histórias épicas, mastodónticas superproducciones que nos dejan a todos con la boca abierta. Painted Skin no llega a tanto, porque a pesar de su presupuesto y del tratamiento de la história, tanto visual como estilísticamente, lo cierto es que recuerda más a esas pelis de principios de los noventa con las que muchos empezamos a amar el cine HK más allá de John Woo y Ringo Lam. Quizás es por ese componente sobrenatural que tan buenos recuerdos trae en pelis como la mencionada trilogia de las Historias Chinas de Fantasmas, pero lo cierto es que Painted Skin se parece más a eso que a The Warlords, y esa característica s epuede convertir tanto en una cualidad como en un defecto. Y es que la peli no ha tenido muy buenas críticas por ahí, a pesar de ser un producto entretenidísimo para una tarde-noche cualquiera.

Visualmente la peli es bellísima, y nos sorprende con una estética en los colores que recuerda al 300 de Zack Snyder, saturando los amarillos y los plateados, eso ademas de un estilo hiper-dinámico en las escenas de acción. Gordon Chan hace un buen trabajo tras la cámara, y si bien no llega a lo que nos está acostumbrando Donnie Yen últimamente en sus consecutivas colaboraciones con el gran Wilson Yip, lo cierto es que resuelve con destreza y procurando un aire personal a una película que podría haber terminado siendo algo del montón.

Si bien el ritmo es muy tranquilo y a ratos incluso un tanto lento, se nota cuando el personaje de Yen entra en la película porque esta se vuelve mucho más interesante cuando el está en pantalla. Como decía en la intro no es un buen actor como Tony Leung, pero desborda con su carisma y su presencia en pantalla, y en las escenas de acción , y aqui tiene unas cuantas buenas, ahora mismo sólo le puede hacer sombra Tony Jaa.

El resto del reparto esta bien en lineas generales, destacansdo las dos féminas, la fascinante Zhou Xun, que interpreta a la malvada Xiaowei, y Vicki Zhao, que interpreta a la cada vez más celosa esposa de Wang. Quizás el peor sea precisamente el actor que da vida a Wang, Kun Chen, una especie de Jay Chou con menos carisma.

La peli a pesar de tener un ritmo intermitente es bastante entretenida y quizas brille más en la parte final, con un desenlace bastánte emocionante.
Lo dicho: no le hagáis ascos a una peli con Donnie Yen.

7 de 10